¿Te preocupa la Ansiedad?

La mayoría de nosotros sentimos ansiedad en algún momento de nuestra vida, nos preocupamos a menudo, cuando tenemos que hacer una entrevista de trabajo, un examen, hablar en reuniones o en un atasco de tráfico… Pero en las personas que tienen trastornos de ansiedad, estos sentimientos duran más tiempo, son más intensos y pueden llegar a ser abrumadores.

 

¿A quién afecta la ansiedad?

Afecta a hombres y mujeres, sin embargo, las mujeres tienen más probabilidad de padecerla. Suele afectar más del doble en mujeres (9,2 %) que en hombres (4 %)
Los Trastornos de ansiedad suelen ir asociados y aumentan el riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como enfermedades cardiorrespiratorias, depresión, abuso de drogas…etc.

 

¿Cuánto suele durar?

Su duración es variable, pero suele oscilar entre 6 meses o más.
Las personas con estos trastornos tienen sentimientos de miedo e inseguridad que interfieren con sus actividades cotidianas.

Después de escuchar tantas veces la palabra ansiedad, y de haberla experimentado te preguntarás: ¿qué es realmente y por qué sucede?

La ansiedad es consustancial a la vida, es decir se da en todas las personas, es adaptativa, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta y no representa ningún problema de salud.  Nos predispone para la huida o para la lucha en caso de que nuestro cuerpo se sienta amenazado. Es la respuesta que damos cuando nuestro cerebro comprueba que existe un peligro que pone en riesgo nuestra vida.

Pero ¿qué ocurre si nuestro cerebro interpreta como peligroso algo que es inofensivo?
El cerebro tiene una forma concreta de funcionar. Cuando algo tiene especial importancia para él, produce una respuesta emocional. Sea buena o mala, el cerebro repite esa misma respuesta una y otra vez ante el mismo estímulo. Inmediatamente envía síntomas de ansiedad, como si el peligro fuera real.

 

Pero ¿qué ocurre si nuestro cerebro interpreta como peligroso algo que es inofensivo?

El cerebro tiene una forma concreta de funcionar. Cuando algo tiene especial importancia para él, produce una respuesta emocional. Sea buena o mala, el cerebro repite esa misma respuesta una y otra vez ante el mismo estímulo. Inmediatamente envía síntomas de ansiedad, como si el peligro fuera real.

 

¿Cuándo la ansiedad se convierte en un problema?

  • Cuando los episodios son repetitivos, de intensidad alta y duración prolongada.
  • Si Provoca una reacción desproporcionada para la situación en la que aparece.
  • Si conlleva un elevado grado de sufrimiento, e interfiere en diferentes áreas de la vida que afectan a los hábitos básicos de la persona: ritmos de sueño, alimentación y nivel general de activación.

 

¿Qué factores influyen en su desarrollo y mantenimiento?

Las causas de los trastornos de ansiedad no son totalmente conocidas, pero parece que pueden originarse por la combinación de varios factores:

Factores que predisponen

  • Factores genéticos (hereditarios y familiares)
  • Factores psicológicos
  • Factores ambientales (sociales y culturales)

“Dicho en otras palabras, hay personas que cuentan con un sistema de alerta más sensible, por un lado, y más complejo de desactivar una vez disparado, por otro”.

En el proceso de la aparición de la ansiedad tienen importancia tanto los factores de predisposición individual (personalidad) como los derivados del entorno (ambientales).

 

Factores Desencadenantes de la ansiedad

  • Situaciones que son vividas como desbordantes
  • Acontecimientos vitales, como la enfermedad, muerte de un ser querido, pérdida de trabajo … que exigen importantes esfuerzos adaptativos.
  • Obstáculos para alcanzar y mantener metas o logros
  • Consumo de drogas

 

Factores de mantenimiento

  • Evitación de situaciones, lugares…etc., generadores de ansiedad
  • Escape o afrontamiento insuficiente
  • Establecimiento de mecanismos fóbicos.

 

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

  • Inquietud, agitación o nerviosismo
  • Temblores
  • Cansancio
  • Dificultad para concentrarse
  • Irritabilidad
  • Rigidez muscular
  • Sentimientos de una catástrofe inminente
  • Preocupaciones irracionales con respecto a objetos o situaciones
  • Dificultad para controlar las preocupaciones
  • Dificultad para conciliar o mantener el sueño

 

¿Te identificas con algunos de ellos? ¡Seguramente si!

 

Mecanismos fisiológicos que explican los síntomas de la ansiedad

  • La contracción y tensión de los músculos se convierten en sensaciones de dolor, temblores, espasmos, calambres y sacudidas
  • La dilatación pupilar, acaba creando molestias como la visión borrosa, sensibilidad a la luz, neblina o puntos luminosos
  • El aumento de la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca se viven como palpitaciones o taquicardia
  • El aumento de la frecuencia de la respiración, puede transformarse en hiperventilación, lo que conlleva a una disminución en el nivel de dióxido de carbono en la sangre. Cuanto más aire entre en nuestros pulmones de forma rápida, paradójicamente, más ahogo nos provocaremos a nosotros mismos
  • Opresión o malestar torácico: Mezcla de la tensión corporal juntamente con el exceso del nivel de oxígeno provocado por una mala respiración
  • La sudoración aparece por la necesidad del organismo de refrigerarse, liberando el calor generado en la producción de energía.
  • A su vez la redistribución, de los nutrientes y oxígeno a las zonas donde son necesarios, puede producir pérdida de sensibilidad, hormigueo, palidez y frío en manos y pies
  • El enlentecimiento de la digestión y la secreción de saliva puede generar molestias de estómago, náuseas, diarrea y sensación de boca seca
  • La redistribución del flujo sanguíneo cerebral, crea problemas como dificultad para pensar con claridad o confusión, mareo y sensación de irrealidad
  • Desrealización o sensaciones de irrealidad; es la sensación que consiste en ver las cosas como si de una película se tratase. Esto es así porque el tipo de visión nos puede ayudar a sobrevivir en situaciones de peligro, activándose en estos casos una mejor visión lateral a la que no estamos acostumbrados
  • Despersonalización o sensación de estar separado de uno mismo; consiste en sentirnos un poco fuera de la situación, como si no fuésemos nosotros mismos, quizá incluso podamos notarnos ajenos a nuestro propio cuerpo.

 

¿Qué tipos de ansiedad hay?

Hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad:

  • Fobias específicas
  • Fobia Social
  • Ataque de pánico
  • Agorafobia
  • Ansiedad generalizada
  • Trastorno Obsesivo compulsivo
  • Trastorno por estrés postraumático
  • Ansiedad por separación

 

 


 

Si la ansiedad se ha transformado en un problema para tí, no dudes en consultar a un profesional

 

Soy Mª Ángeles Fernández, Psicóloga especialista en ansiedad

Te ofrezco  mi ayuda en mi consulta de Granada o de forma online

Contacta ahora y libérate de ella

 

 

 

Comparte esta página
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email